María

Me llamo María y soy clarividente. Gracias a mi clarividencia, preveo tanto los problemas como las alegrías de mis clientes.

No tengo miedo de saber qué vendrá, de hecho mi percepción de la realidad es muy clara, y aunque la energía no siempre puede estar al máximo, si es cierto que soy capaz de percibir cosas en cualquier momento.

Me gusta decir la verdad aunque haga daño. Estaré encantada de escucharte y de que compruebes mi certeza. Disponible todos los días.